HACIA LA UNIDAD TRANSINTERSECTORIAL.

El proceder presentado en el anterior escrito es preciso ubicarlo a partir del día de ayer pues debido a multiples errores del tiempo pasado es que hoy habría de haber quedado establecido un nuevo alumbrar en el recorrido a efectuar para la rapida liberación de la patria. En efecto, de lo que allí se trataba era de producir y generar lo transectorial entendido como saber compartido de experiencias exitosas y fracasos previamente acontecidos en el operar de cada organización en pos de la emancipación nacional y social.

No se trata aquí simplemente de reconocer que la organizaciones mayores priman sobre las menores y que mucho clamor de vertigo social que se transluce en un elevado caudal electoral luego se diluye mediante un golpe conservador neoliberal encabezado por traidores sino que aun yendo mas alla y habiendo asumido ambos retos deberíamos unir y aunar fuerzas en vertientes transectorialistas de carácter multiple con direccionalidad social de liberación hacia es socialismo en Argentina.

¿Como se procedería? Del siguiente modo: Armando pequeñas juntas de militantes experimentados de cada una de las organizaciones reales de carácter popular donde uno de cada una de ellas pueda compartir saber con los demás y transmitir lo aprendido a la propia organización olvidando toda tara del pasado en tanto y en cuanto sectaria y excluyente, de extremo egoísmo y peculiar carácter de muerte o disolución en la nada. Asimismo recuperando aquellos cuadros antiguos que ya se han jubilado e invitándolos a crecer en armonía transectorial. La tarea aparece como imposible a vista de aquellas personas provenientes del campo del punterismo y el caudillismo feudal tan extendido en organizaciones que se reclaman sociales. Mas no desespere, le quiero aclarar que por eso hemos fracasado.

Pues ocurre que las razones por las cuales fracasó en los años 70 la Junta de Coordinación Revolucionaria no pudieran hacer que fracase nuestra presentación orgánica de establecer una junta o ligamen entre todas las organizaciones con presencia en el campo nacional y popular, atendiendo a los consejos y relatos  de aquellos sobrevivientes que vivieron todas tales experiencias, es decir, la Junta de Coordinación Revolucionaria y consecutivas de carácter interconcurrente, como ser el previamente autodestruido Komintern, y también las de menor extensión territorial. Al respecto del Komintern solo diremos que fracasó debido a la primacía del interés de construir el socialismo en un solo país y al respecto de la JCR solo diremos que fracasó tanto debido a los propios errores como al empeño puesto por el pentágono en destruir el mayor esfuerzo internacionalista acaecido en toda la historia del Cono Sur. Volviendo al tema que nos ocupa diremos que aquí se trata de otra cosa: establecer un fluido intercambio experiencial entre los avatares, triunfos y derrotas y las causales de las mismas entre las diferentes organizaciones que no es que hubieran de confluir en una sola sino de fortalecerse mediante el intercambio de pareceres al respecto del exámen de lo acontecido en el pasado al interior de cada una de ellas y en relación a las demás, olvidando toda incidencia, discrepancia y diferencia que fueran más allá del reconocer como válida a la ciencia marxista. Algunos partidos tienen mejor estudiado un campo que otro y viceversa. Algunos operaron más en un campo que en otro y viceversa. Algunos deben operar ahora en un campo que operaron antes los otros y algunos ahora deben enfrentar situaciones similares en el mismo o en otro campo que el que enfrentaron otras organizaciones en el pasado con victoria o derrota. Por lo tanto es necesario un intercambio fructífero interorganizacional de aprendizaje que habrá de darse al interior de una red social virtual en la que habremos de participar cada organización con cinco cuadros cada una que así mismo habrán de tener estrecha relación con la dirección orgánica de las organizaciones a las cuales perteneciera, sin ser meros informantes o fisgones de exabrupto zinovievismo autodestructivo con el cual es imposible la implementación del presente proyecto, pues habremos de considerarnos todos camaradas de una misma lucha contra un único enemigo. En otras palabras ellos son un sólido ejército unitario y nosotros somos unos salvajes federales desperdigados peleando por un pequeño trozo de tarta, del cual no quedan ni migajas. En efecto, se trataría de aprender del otro y no de competir por el liderazgo de las masas que es el error o la desviación que venimos cometiendo desde el inicio del hecho de criticar a las grandiosas iniciativas nacional e internacional de la Organización para la Liberación de la Argentina y de la JCR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s